Tonterías de Verano

Las mejores canciones de la historia

Coplas del iconoclasta enamorado: Todo lo que tú quieras, amor

Vainica Doble – Coplas del iconoclasta enamorado (TdeV 2013 – Pista 15)

Ya se dijo que habría Vainica en “Tonterías 2013”, así que aquí lo tienen. Y les digo más: sé de buena tinta que esta canción es una de las principales culpables de que el nuevo recopilatorio se perfilara hacia el género rosa. Desde luego no es una “Love Song” nada típica, es más, reconozco que al principio ni siquiera sabía que lo fuera. Al estar cantada en primera persona por voces femeninas supuse que la cosa iba de una madre consentidora malcriando a su niño mimado. Escuchando con atención, luego descubrí que en realidad trataba de una especie de aristócrata estúpido dispuesto a cargarse todas las rancias tradiciones de su familia con tal de agradar a su enamorada… y una vez le cogí el sentido la historia me atrapó totalmente. Buscando el vídeo he comprobado que la canción también fascina a la generación indie, pero las versiones son tan lamentables que mejor ni les pongo el enlace. Parade en la Playa, creo que se llaman.

Les reto a que se aprendan la canción, reto complicado por lo enrevesada que es la letra y su estribillo movedizo. Además, para aprobar con nota tendrían que memorizar a la perfección onomatopeyas imposibles como gluglugló, piopí, criscrís o tiquitictac. Ánimo, que tengan suerte.

Anuncios
Deja un comentario »

I Got You Babe: Este verano, tontas canciones de amor

Sonny & Cher – I Got You Babe (TdeV 2013 – Pista 01)

Dirán ustedes, y con razón, que a estas alturas de julio vamos ya un poco atrasados para el lanzamiento de “Tonterías de Verano 2013”. Digamos que la noticia se fue demorando para que los afortunados que ya tienen una copia en su poder hayan podido disfrutar la selección con una emoción más genuina. Y ahora, una vez asimiladas las primeras reacciones, hemos podido constatar que “Tonterías 2013” es la entrega más rara de la saga: hay menos tontería que nunca y a cambio va repleta de ternura y sensibilidad. Canciones llenas de pasión y de sorprendentes historias porque, amigos, aquí no encontrarán frases ramplonas al estilo de los “te quiero, te adoro, te pongo un piso” de toda la vida… No, estas son “love songs” que a nadie dejarán indiferente.

Lo de empezar con I Got You Babe se debe precisamente a que siempre quise ponerla al principio de un CD. Así cuando terminara en reproducción continua volvería a sonar de nuevo justo como sucedía en el radiodespertador de “El día de la marmota”. Y por otra parte, no me digan que no les conmueve lo enamorados que estaban entonces Cher y Sonny Bono.

Deja un comentario »

Grábame el de Slayer: Los heavys, tron, tenemos que ayudarnos

Gigatrón – Grábame el de Slayer (Tonterías Jevipunkis – Pista 03)

Debuto en el genuino blog de Balbino con este himno de los Dioses del Metal, que no fue incluido en ninguna edición de “Tonterías de Verano”, sino en la primera y de momento única tirada que me marqué de “Tonterías Jevipunkis”. Los jevipunkis somos así, nos gusta el “háztelo tú mismo” y esas cosas. Es una pena que a Gigatrón se le conozca sobre todo por sus versiones, porque la mayoría de su repertorio es propio y no tiene desperdicio. En cualquier caso, ellos son los primeros que gustan de reventar cualquier himno de heavy rock, como es el caso de esta particular visión del Livin’ on a prayer de Bon Jovi, a quienes ya habían dedicado alguna que otra estrofa en su primera maqueta (“Bon Jovi me enseñó que en el heavy también hay sitio para el amor”).

Las nuevas generaciones nunca sabrán lo que es un casete, pero los que entonces escuchábamos música sin un duro en el bolsillo no teníamos más remedio que ir a una tienda de decomisos y gastarnos la paga en un par de TDK de 90 para intercambiarnos cintas con los colegas.

3 comentarios »

Yo estoy bien, tú estás gordo: Típica charla de bar

Miguel Costas – Yo estoy bien, tú estás gordo (TdeV 2012 – Pista 06)

Como 2012 vino marcado por el antológico Costas is Back, la canción representativa de ese verano tenía por fuerza que ser del gran Miguel Costas, posiblemente el mejor cantante del mundo. Dudaba entre una de piscina y otra de bar, pero como en su momento el sr. Balbino ya habló de Marisol, me instalo de mil amores en la taberna. Tengo mucho cariño a esta bonita canción por su forma sencilla y certera de captar el clásico ambientillo de quedada veraniega para tomar unas cañas. Cualquier excusa es buena para una cervecita y, claro, los excesos se acaban pagando y al final casi siempre surge el delicado asunto: “oye, te noto un poco más gordo, ¿verdad?”

Los vídeos que ponen fotos sobre la letra de las canciones suelen ser una basura, pero este hay que reconocer que mola. Y lo mejor de todo es que  incluye un enlace al vídeo didáctico en que el creador explica cómo compuso la canción. De momento solo existe la primera parte, pero habrá que estar atentos al Canal Miguel Costas porque el maestro promete que habrá más.

Deja un comentario »

Qué dolor: Enfermeras que salen del armario

Los Petersellers – Qué dolor (TdeV 2011 – CD2 – Pista 21)

Aunque en 2011 la cosa se puso rumbera y cañí, mi tontería favorita de aquel año tiene origen italiano. Estaba en el segundo CD, que fue algo parecido al reverso tenebroso del CD1 o la búsqueda de las esencias patrias por caminos extraños… como esas esforzadas letras en castellano con las que Raffaella Carrá conquistó a todos los españolitos. La versión en estudio de Los Petersellers es insuperable, con esa entrada de bajo cortada en seco por el salvaje golpeo de Bul-Bul. El sonido del vídeo de aquí debajo es algo deficiente, pero merece la pena por pertenecer a su histórico concierto de 1997 en Parla. Vean el aplomo con que Sobórnez asume la voz solista y la maestría que despliega Monigote para enardecer a las masas parleñas.

Tampoco está nada mal la original de Raffaella, exhibiendo sus legendarias piernas (aseguradas a todo riesgo) y encabezando un delirante ballet repleto de maridos salidos y enfermeras macizas… hay que ver lo bien que se han hecho siempre este tipo de cosas en la RAI.

Deja un comentario »