Tonterías de Verano

Las mejores canciones de la historia

Jamón: ¡Atiéndame, odioso camarero!

Miguel Costas con Kutxi Romero y Silvia Superstar – Jamón (TdeV 2012 – Pista 13)

Lo malo que tiene un blog veraniego es que los colaboradores se van de vacaciones y se olvidan de escribir. Claro, es agosto y cada cual andará metido de lleno en sus propias tonterías de verano… espero que lo pasen bien y que manden algo cuando vuelvan. Mientras, aprovecho para contarles una pequeña batallita cómo no también veraniega: me vi metido en la típica discusión de bar con camarero desaprensivo. Llegamos a una terracita de la Costa del Sol, nos sentamos y nos sirven las cervezas de inmediato. Sin tapa, por supuesto. Después de media hora viendo cómo aterrizaban en las mesas de alrededor toda clase de sabrosísimas raciones alguien viene a tomar nota de las nuestras. La camarera intentó ser simpática, pero resultó tan odiosa que no tuve más remedio que decírselo… en fin, está claro que no soy el primero al que le sucede, a Miguel Costas le tuvo que pasar exactamente lo mismo a juzgar por esta canción.

He hecho un poco de trampa, pues esta no es la versión que salió en TdeV. El vídeo corresponde a la original en gallego que Aerolíneas Federales hizo para el Xabarín Club de la TVG. La elegida para Tonterías fue la que cantaron Kutxi Romero y Silvia Superstar en el disco Costas is Back, de la cual no encontré documento visual. Una pena, más por Silvia que por Kutxi.

Anuncios
Deja un comentario »

Popotitos: Orígenes de la guerra contra la anorexia

Jorge Ilegal y Los Magníficos – Popotitos (TdeV 2013 – Pista 10) 

La obsesión por las chicas delgadas es asunto recurrente en la historia del rock, desde Sally la Larguirucha hasta cierta novia traidora que tuvo Calamaro. Poco después de Long Tall Sally llegó Bony Moronie, que es el nombre real de Popotitos en su idioma original. El autor Larry Williams escribió justo lo que se podía esperar de un negro lujurioso adorador de la música del diablo: la tal Bony era un saco de huesos, pero él se casaría con tal de rocanrolear con ella toda la noche y hacer cosas feas debajo de un manzano, ya saben. Como en México eso jamás se debe mencionar en público, la traducción casi literal de Los Teen Tops disimuló la parte picarona. Una vez casados, Enriquito Guzmán se comprometía a alimentar a su esposa como es debido y así se convirtió involuntariamente en quizá el primer activista mundial contra la anorexia.

Y en esta cronología me salto intencionadamente a Miguel Ríos para hacer parada en beneficio de Jorge Ilegal. Tras algunos bandazos por el bolero y el cha-cha-chá, su “orquesta de baile” parece felizmente centrada en el twist y el rock & roll, que es lo suyo. Bien hecho, Jorge.

1 Comentario »