Tonterías de Verano

Las mejores canciones de la historia

Mr. Jones: La familia Rodríguez también era muy normal

Los Rodríguez – Mr. Jones  (TdeV 2014 – Pista 05)

Siguiendo las ramificaciones de Calamaros Fitos, sector calamariano, salen a relucir Los Rodríguez de forma inevitable. Como del repertorio Rodríguez se ocupan otros, justo lo de ahí debajo no podía ser una canción suya… lo normal en Tonterías. Ese Mr. Jones era una de las versiones con que solían completar sus primeros directos, cuando los temas propios apenas daban para llenar una hora… usaban canciones de sus anteriores grupos, de discos en solitario y de amigos argentinos como Makaroff o Moris. En concreto esta es de otro ilustre paisano lo bastante loco como para escribir esta barbaridad de letra, una especie de “matanza de Texas” a la argentina, que al fin y al cabo allá hay gran tradición en cortes carniceros. He encontrado esto en un canal de youtube dedicado a la arqueología de la tele roquera argentina. El presentador les reta a tocarla en minuto y poco, que es lo que más o menos duraba la original.

Fieles a sus orígenes, en realidad recuperaban una versión que ya grabó Tequila con un arreglo de guitarra a lo Joe Walsh. Era solo el eslabón anterior, el de finales de los 70, pues la cosa venía de más atrás. Es una canción de Charly García publicada en 1973 por Sui Generis, su primer grupo. Por cierto, el título completo es bastante más largo, que casi no cabe en la canción.

Anuncios
Deja un comentario »

Mi gran noche: Así empezó la leyenda indie de Raphael

Fangoria + Dr. Explosión – Mi gran noche (TdeV 2011 CD1 – Pista 14)

En los telediarios del pasado fin de semana han estado dando la tabarra con la tontería de que Raphael es ahora una estrella del rock, y todo porque le han invitado a tocar a un festivalillo en Aranda de Duero para regocijo de la tribu indie. Que es una estrella no admite discusión, pero no del rock, por favor, del rock sí que no. Era de vergüenza ajena ver al gafapastismo nacional repetir sin rubor lo de Raphael es indie, el eslogan acuñado para la ocasión, aunque hay que comprender que quizá esos jóvenes tan modernos jamás habían visto un artista de esa categoría. Seamos un poco rigurosos: lo de adoptar como icono pop al gran Raphael de cuando era joven fue un invento parido por Alaska y su círculo de amistades. Desde luego que fue un hallazgo genial en su momento, pero con el tiempo la cosa ha ido degenerando de forma alarmante hasta llegar a la pose snob y vomitiva que se lleva en este verano de 2014.

Este vídeo un poco defectuoso nos devuelve al momento de esplendor del culto raphaelista, dignificado con la presencia del elegante y simpar Jorge Explosión. En cambio, en otras galas en que los dos divos Raphael y Alaska aparecieron juntos se superó sobradamente el nivel de empalago que una persona sana puede tolerar.

Deja un comentario »

Quiero ser una estrella: Éxito y fracaso de un cantante de rock

Calamaro & Fito (2SM) – Quiero ser una estrella (TdeV 2014 – Pista 03)

Ahora que vamos por la mitad del verano, ya se puede decir: “Calamaros Fitos” es  el título de Tonterías 2014. O sea, que el hilo conductor del nuevo CD es Dos Son Multitud (2SM), grabado en la mini-gira en que Fito Cabrales y Andrés Calamaro echaron un pulso rocanrolero. En aquellos conciertos el uno cantó canciones del otro, el otro del uno y ambos de terceros en discordia, como esta versión del clásico de Carlos Segarra. Fito la preparó en su momento para un fallido homenaje a Los Rebeldes, pero la típica pelea de Loquillo con Segarra dio al traste con el proyecto y al final acabó en uno de los discos superventas de Fitipaldis. Luego dio una tercera vuelta de tuerca para añadirle el toque calamariano. Escuchen la evolución del tema pinchando los enlaces en orden: primero Rebeldes, luego Fitipaldis y por último la calamarada de justo aquí debajo.

La toma es del DVD, no entró en el CD quizá por culpa de una frase no apta para todos los públicos. Cuenta la historia del típico proceso de ascensión y caída de un ídolo del rock, pero la estrofa cambiada por Calamaro indica que, según el argentino, el punto más álgido que puede alcanzar un roquero en su estrellato es liarse con un travesti portada de Interviú. Mola.

Deja un comentario »