Tonterías de Verano

Las mejores canciones de la historia

Ernesto: La importancia de rimar con tiesto

Pereza – Ernesto  (TdeV 2012 – Pista 12)

A propósito de Saturno, hace poco mencionó usted aquellos discos colectivos de tributo a Los Nikis y no quería dejar pasar por alto el detalle de que hace tiempo en TONTdV ya se incluyó un tema de esa cosecha. No sé si se acuerda, pues ese Tonterías tiene ya unos años y las versiones de Los Nikis son de hace más de diez, aunque ya pueden meternos Diez Años en Sing Sing que de estos chicos no vamos a olvidarnos. Imagino que todos los que participaron en los homenajes se pusieron como locos de contentos al ser invitados, desde el más humilde grupillo hasta la diva Alaska, que con Fangoria se apuntó la primera para elegir canción del repertorio Niki con devoción de fan. Incluso se subió al proyecto gente que por aquel entonces era superventas, como El Canto del Loco o Pereza, demostrando estar identificados con la causa como los que más.

Pereza versionó este auténtico himno a sabiendas de que nunca podrían igualar la velocidad original de Los Nikis (ni su prestancia en el vestir), así que la tocaron a su manera perezosa y por eso no hay manera de sincronizar la imagen. Disfruten esta pieza capital del rock español, el texto que consiguió aclarar cuál era la verdadera importancia de llamarse Ernesto.

Anuncios
Deja un comentario »

Mi gran noche: Así empezó la leyenda indie de Raphael

Fangoria + Dr. Explosión – Mi gran noche (TdeV 2011 CD1 – Pista 14)

En los telediarios del pasado fin de semana han estado dando la tabarra con la tontería de que Raphael es ahora una estrella del rock, y todo porque le han invitado a tocar a un festivalillo en Aranda de Duero para regocijo de la tribu indie. Que es una estrella no admite discusión, pero no del rock, por favor, del rock sí que no. Era de vergüenza ajena ver al gafapastismo nacional repetir sin rubor lo de Raphael es indie, el eslogan acuñado para la ocasión, aunque hay que comprender que quizá esos jóvenes tan modernos jamás habían visto un artista de esa categoría. Seamos un poco rigurosos: lo de adoptar como icono pop al gran Raphael de cuando era joven fue un invento parido por Alaska y su círculo de amistades. Desde luego que fue un hallazgo genial en su momento, pero con el tiempo la cosa ha ido degenerando de forma alarmante hasta llegar a la pose snob y vomitiva que se lleva en este verano de 2014.

Este vídeo un poco defectuoso nos devuelve al momento de esplendor del culto raphaelista, dignificado con la presencia del elegante y simpar Jorge Explosión. En cambio, en otras galas en que los dos divos Raphael y Alaska aparecieron juntos se superó sobradamente el nivel de empalago que una persona sana puede tolerar.

Deja un comentario »