Tonterías de Verano

Las mejores canciones de la historia

Alta suciedad: Revisitando el verano Fito-Calamariano

Calamaro & Fito 2SM – Alta suciedad (TdeV 2014 – Pista 23)

A la hora de elegir nuestra favorita del pasado verano no queda más remedio que fijarse en alguna de Fito o de Calamaro, o mejor aún, una de Fito y Calamaro. En mi opinión, la que mejor representa el espíritu desinhibido y Rebelde de semejante alianza es Quiero ser una estrella, de la que ya se habló en este blog, y por eso será la que se enlace desde la galería de abajo. Por recordar otra distinta, aquí pongo este pedazo de himno construido a ritmo de Bo Diddley en el que Andrés y Fito, más que repartirse las estrofas, cantan a dos voces como queriendo sellar con electricidad pesada su pacto de rocanrol, algo muy serio teniendo en cuenta que el mundo está lleno de traidores que vienen como amigos pero solo quieren rellenarte el agujero.

Y sí, salta a la vista que el tono de Tonterías de 2014 nada tiene que ver con el de 2015 y casi diría que tampoco con el de ningún otro año. Pero tampoco conviene menospreciarlo, es más, en el caso de que a uno se le ponga la cabeza como un bombo tras una indigestión de Tonterías 2015 es muy recomendable desengrasar un poco aplicándose una ración de Calamaros Fitos.

Anuncios
Deja un comentario »

Quiero ser una estrella: Éxito y fracaso de un cantante de rock

Calamaro & Fito (2SM) – Quiero ser una estrella (TdeV 2014 – Pista 03)

Ahora que vamos por la mitad del verano, ya se puede decir: “Calamaros Fitos” es  el título de Tonterías 2014. O sea, que el hilo conductor del nuevo CD es Dos Son Multitud (2SM), grabado en la mini-gira en que Fito Cabrales y Andrés Calamaro echaron un pulso rocanrolero. En aquellos conciertos el uno cantó canciones del otro, el otro del uno y ambos de terceros en discordia, como esta versión del clásico de Carlos Segarra. Fito la preparó en su momento para un fallido homenaje a Los Rebeldes, pero la típica pelea de Loquillo con Segarra dio al traste con el proyecto y al final acabó en uno de los discos superventas de Fitipaldis. Luego dio una tercera vuelta de tuerca para añadirle el toque calamariano. Escuchen la evolución del tema pinchando los enlaces en orden: primero Rebeldes, luego Fitipaldis y por último la calamarada de justo aquí debajo.

La toma es del DVD, no entró en el CD quizá por culpa de una frase no apta para todos los públicos. Cuenta la historia del típico proceso de ascensión y caída de un ídolo del rock, pero la estrofa cambiada por Calamaro indica que, según el argentino, el punto más álgido que puede alcanzar un roquero en su estrellato es liarse con un travesti portada de Interviú. Mola.

Deja un comentario »