Tonterías de Verano

Las mejores canciones de la historia

Joselito: Por la Calle Peñón

Raphael – Joselito (TdeV 2011 CD1 – Pista 15)

Inauguro mi participación en este honorable blog con uno de los que es sin duda un gran hit de verano, todavía de actualidad aunque no pertenezca exactamente al TdeV 2014. Pero no, no estamos hablando del pequeño ruiseñor, ese prodigio de la copla que reapareció como presidiario en Torrente 4 excavando un túnel bajo un póster de Yola Berrocal. Cuenta la leyenda que este Joselito era un marinero que, algo sobrepasado por el vino, era cliente asiduo en el bar que regentaba en Conil de la Frontera el señor Kiko Veneno, que acababa ofreciéndole sus servicios de acompañamiento al hogar por pura compasión mientras escuchaba sus historias. Pero lo que nunca imaginaría Kiko Veneno es que su canción también sería conocida (no sabemos si más…) de la mano de uno de los reyes de las versiones. Raphael, el grande entre los grandes, la escogió para destrozarla sin piedad/darle su toque personal (elijan la opción que prefieran) y así conseguir que Joselito pasara de ser una simple anécdota a convertirse en mito.

Esto se grabó para el disco Maldito Raphael, mientras la del amigo Kiko Veneno era originaria de su Échate un cantecito. Juzguen ustedes mismos qué versión les convence más, aunque una cosa es innegable… el alegre ritmo veraniego es sin duda el que le aporta Raphael.

Anuncios
2 comentarios »

Mi gran noche: Así empezó la leyenda indie de Raphael

Fangoria + Dr. Explosión – Mi gran noche (TdeV 2011 CD1 – Pista 14)

En los telediarios del pasado fin de semana han estado dando la tabarra con la tontería de que Raphael es ahora una estrella del rock, y todo porque le han invitado a tocar a un festivalillo en Aranda de Duero para regocijo de la tribu indie. Que es una estrella no admite discusión, pero no del rock, por favor, del rock sí que no. Era de vergüenza ajena ver al gafapastismo nacional repetir sin rubor lo de Raphael es indie, el eslogan acuñado para la ocasión, aunque hay que comprender que quizá esos jóvenes tan modernos jamás habían visto un artista de esa categoría. Seamos un poco rigurosos: lo de adoptar como icono pop al gran Raphael de cuando era joven fue un invento parido por Alaska y su círculo de amistades. Desde luego que fue un hallazgo genial en su momento, pero con el tiempo la cosa ha ido degenerando de forma alarmante hasta llegar a la pose snob y vomitiva que se lleva en este verano de 2014.

Este vídeo un poco defectuoso nos devuelve al momento de esplendor del culto raphaelista, dignificado con la presencia del elegante y simpar Jorge Explosión. En cambio, en otras galas en que los dos divos Raphael y Alaska aparecieron juntos se superó sobradamente el nivel de empalago que una persona sana puede tolerar.

Deja un comentario »