Tonterías de Verano

Las mejores canciones de la historia

Con las manos en la masa: Dedicado a Gloria

Vainica Doble & Joaquín Sabina – Con las manos en la masa (TdeV 2014 – Pista 08)

Qué abandonados están los blogs últimamente, según tengo entendido por culpa del estrés tecnológico provocado por tantos y tantos artilugios modernos que nos tienen esclavizados. En el caso de Tonterías suele ocurrir que cae en desuso según va acabando el verano. Pues bien, el verano terminó, pero con un otoño tan veraniego tampoco sabe uno a qué atenerse. Entono el mea culpa por la parte que me toca y rescato del TdeV de hace un año la típica cancioncilla de entretiempo, confortable como esa rebequita que uno se pone cuando empieza a refrescar. Aparte del topicazo de la tristeza, a mí la llegada del otoño me provoca sobre todo ganas de comer. Este clásico de Vainica Doble con Sabina aúna ambas características y propone un menú de lo más apetecible. Sirva como humilde homenaje a Gloria Van Aerssen, fallecida a finales de octubre. Aunque nos hayamos quedado sin Vainicas, pues Carmen Santonja ya nos dejó hace bastantes años, estas dos mujeres seguirán haciéndonos felices cada vez que oigamos su música.

Aquí tienen la cabecera del programa presentado por Elena Santonja, la hermana de Carmen, con un Sabina casi irreconocible de voz postjuvenil aún no arrasada por los excesos del gran crápula. Sin llegar al patetismo de Pimpinella, Joaquín y las Vainicas simulan un matrimonio tirándose pullas a cuenta de una discusión gastronómica. “A ver si me aliñas un gazpacho”, dice él en plan acusador, pero ella se defiende bien: “Chiquillo, que yo hice un cursillo”. Entrañable.

Anuncios
Deja un comentario »

Coplas del iconoclasta enamorado: Todo lo que tú quieras, amor

Vainica Doble – Coplas del iconoclasta enamorado (TdeV 2013 – Pista 15)

Ya se dijo que habría Vainica en “Tonterías 2013”, así que aquí lo tienen. Y les digo más: sé de buena tinta que esta canción es una de las principales culpables de que el nuevo recopilatorio se perfilara hacia el género rosa. Desde luego no es una “Love Song” nada típica, es más, reconozco que al principio ni siquiera sabía que lo fuera. Al estar cantada en primera persona por voces femeninas supuse que la cosa iba de una madre consentidora malcriando a su niño mimado. Escuchando con atención, luego descubrí que en realidad trataba de una especie de aristócrata estúpido dispuesto a cargarse todas las rancias tradiciones de su familia con tal de agradar a su enamorada… y una vez le cogí el sentido la historia me atrapó totalmente. Buscando el vídeo he comprobado que la canción también fascina a la generación indie, pero las versiones son tan lamentables que mejor ni les pongo el enlace. Parade en la Playa, creo que se llaman.

Les reto a que se aprendan la canción, reto complicado por lo enrevesada que es la letra y su estribillo movedizo. Además, para aprobar con nota tendrían que memorizar a la perfección onomatopeyas imposibles como gluglugló, piopí, criscrís o tiquitictac. Ánimo, que tengan suerte.

Deja un comentario »

Caramelo de limón: El verano ya está aquí

Vainica Doble – Caramelo de limón (TdeV 2010 – Pista 03)

El verano ya está aquí, el sol de mi país empieza a calentar que es una barbaridad y nuevas tonterías lo harán más llevadero. Ya queda poco para “Tonterías 2013”, pero de momento prefiero no adelantarles nada. Solo les digo que incluirá una canción de Vainica Doble, las entrañables Vainica que nos acompañan desde el primer “Tonterías” y cuyo Caramelo de limón es para nosotros algo más que un himno. Es un símbolo, una seña de identidad, es… el logotipo de este blog. Saboreen este caramelo con el que Vainica Doble aspiró al título de “Canción del verano 1972”, resultando aniquiladas por Los Diablos (Oh, oh, July), Camilo Sesto (Algo de mí) y los indiscutibles vencedores Fórmula V (Vacaciones de verano). De Georgie Dann entonces solo se conocía El casatchok, que era un baile eslavo más bien de invierno.

No me digan que no es ésta una preciosidad de la prehistoria del videoclip español. Busquen otras imágenes de Vainica Doble y verán que casi no existen, que fueron casi invisibles… menos mal que Jesús Ordovás rescató este maravilloso Caramelo de limón, evocador de tardes de siesta, sonido de chicharras y calor aplastante en los veranos de nuestra infancia.

Deja un comentario »